6 Jun 09

JUAN CARLOS GIORGETTI

JUAN CARLOS GIORGETTI

Cuando comencé a volcar a mi página la historia de los personajes whitenses del tango, traté de abarcar todas las manifestaciones artísticas, que son muchas. Algunas están en este sitio, con diferentes alternativas de su vida, que pude conseguir gracias a parientes directos, a publicaciones en otros medios o directamente intercambiando correos con los interesados. Muchas de las que faltan es debido a que no pude conseguir de los mismos personajes ni de sus allegados, información alguna.
Este caso es distinto, Juan Carlos Giorgetti, se había borrado totalmente de mi inventario. Será tal vez porque era vecino, a la vuelta de una calle? Afortunadamente la participación de Norbert Degoas, en el programa “Palacios en el aire” que conducen Pipo y Virginia Palacios, movió a Patricia Alejandra, la hija menor de Giorgetti, a comunicarse con el programa para mostrar la injusticia de los olvidos.
Mi primera intención fue conectarme con Patricia, que traté de recordar amiga de mi hija Andrea Claudia, cuando mi señora me indica, justamente, que iba a verse con Mary en su negocio de la avenida San Martín.

María Graciela Artigue, tuvo la amabilidad de prestarme un ejemplar de Paralelo 38 de Enero de 1968, además de una impecable foto de su padre y a partir de ese momento comenzó esta historia.
Juan Carlos Artigue, tal como rezaba en sus documentos, podría decir como el tango de su admirado colega (gordo) Pichuco Troilo: “yo soy del 30”, porque nació el primer día de ese año. Y donde sino en Ingeniero White (en Guaite), podría haber nacido este personaje de sainete.
Recorrió un derrotero que es común en los tangueros; primero vendió diarios, más tarde le dio a la pomada y al paño lustrando zapatos, fue el verdulero cantor de Guaite de las Villas o reemplazando las verduras por los frutos de mar siempre al compás de un tango arrabalero.

CON TODA SU CALIDAD

CON TODA SU CALIDAD

Sobre el carro verdulero, cuando con su potente voz anunciaba en cada esquina, la mercancía, nunca faltaba un tango, y desde las puertas de las casas, comenzaban a salir las vecinas, prestas a beneficiarse con la verdura de “prima” y con algún valsecito, aquel tango o la recordada tarantela, que les alegraba las mañanas.
Cuando lo creyó oportuno, instaló un negocio de despensa y verdulería, por supuesto en Guaite, que a poco fue dejando de lado.
Pronto comenzó a vivir de su oficio de cantor.
La boite Montecarlo lo aplaude la noche se acerca al pecado y junto al Rey de la Noche, el interminable Tulio Angelozzi, animaba las tenidas pantagruélicas, en Il Vero Tulio.
Que había pasado desde su mote de verdulero cantor sobre el carro rodeados de amas de casas, a este Juan Carlos Giorgetti, animador de la noche whitense.
Canal 9 Telenueva, en los años sesenta producía un exitoso programa “Hoy Actúa Usted”. En el vano de la puerta de la producción del programa se asomó su voluminosa figura, de más de 150 kilos, asombrando al empleado cuando se enteró que venía a anotarse en el concurso
Tal vez, alguna sonrisa socarrona, ocultó la incredulidad, como liberándolo a su suerte, ya que sólo un pequeño grupo de amigos y familiares estaban nerviosamente creyendo en él. Ese fue el ámbito en el que cantó en al primera ronda. Pasó a la siguiente y continuó avanzando, ganando aplausos y reconocimiento, a las semifinales.
Telenueva, armaba videoclips con la figura de Juan Carlos en las instalaciones portuarias, sobre una canoa, y en otros escenarios mientras se escuchaba su voz cantando el tango ganador de la última ronda
Paralelo 38, de enero de 1968, se preguntaba y elaboraba: “¿Qué había sucedido? Algo muy simple. La voz había superado la figura. Ya no importaban lo 155 kilos o que su presencia no fuera estilizada.”
Se traían a colación la apariencia física de Troilo o de Oscar Alonso.
“Y así se llegó a una final espectacular – continúa Paralelo 38 en el reportaje – Desde hora temprana el estudio mayor de Telenueva era un hervidero de gente.” Continúa refiriendo que, trabajaban afiebradamente técnicos de Canal 9 y LU2 (iban en duplex, por ambos medios), “en lo que se iba a constituir en el programa de mayor audiencia del año”. Muchas cabezas ilusionadas para sólo diez finalistas.
Y como no podía ser de otra manera, Juan Carlos Giorgetti, estuvo entre los diez ganadores.
Un detalle. Entre los otros finalistas se encontraba Carlos Taccari, que luego de su participación en la Audición Feliz Domingo, fue contratado por el maestro Héctor Varela y se transformó en Fernando Soler, hoy, uno de los principales empresarios tangueros, al frente de Señor Tango en la Capital Federal.
Dice Giorgetti, en el reportaje citado: “Tengo 38 años y hace 33 que canto. Casi siempre tangos. Tal vez porque lo siento más que otra cosa. Es parte de mi vida. Cada letra siempre me trae un recuerdo. Pero a mi me gusta el tango fuerte, recio, el que cuenta de la vida.  Ese que hablaba del tranway o de la percanta es cosa pasada.”
Y su apariencia era recia, rostro intimidante, mandíbulas fuertes, mentón amenazante, pero todo se disipaba cuando el rubicundo rostro era iluminado por una sonrisa, Sus manos parecen cargadas de violencia. Y conversando con él transmitía lo que era, la modestia, la mansedumbre, la sencillez.
“No hice el servicio militar me salvé por número bajo. Antes tuve un montón de negocios. Pero ahora me dedico nada más que a cantar. Gano bien. Incluso estoy rebajando de peso. Quiero llegar a los 105 kilos. Yo era una barbaridad comiendo”
En su casa, su señora Irma Mazzone y sus cuatro hijas, María Graciela, Delia Susana, Adriana Elisa y Patricia Alejandra, “Les gusta mucho que cante, Pero no me dicen Papá, Ellas me llaman Gordo”
Dice que los ecos de la actuación en Hoy Actúa Usted, llegaron hasta Buenos Aires desde donde recibió telegramas junto a una enorme cantidad de la ciudad y la zona. Por su parecido con Guaite, le gusta mucho el barrio de La Boca, “¡porque es un pedazo de Guaite!”
De los tangos que le agradaban es el que más satisfacciones le dio, “Hacelo por la vieja” con música de Rodolfo Aníbal Sciammarella y versos de Carlos Viván y Héctor Bonatti
En cuanto a cantores citaba a Edmundo Rivero y músicos “ Troilo, a muerte!”
¡Gracias, Mary…!


COMENTARIO DE MI AMIGO PUNTALTENSE FÉLIX CRESCENCIO CARBONELL, “LITO”:
“Verle la cara me trajo unos cuantos recuerdos de su paso por Punta Alta. Una noche que nos estábamos castigando con un asado en el Café de Angelito Pazos, Cacho Achával lo bautizó a Giorgetti con el apodo de “Kiosco”, porque era todo redondo. Gran tipo Giorgetti. Verdulero, no?”

TULIO CUMPLE SESENTA AÑOS
Cuando Tulio cumplió los 60 años, hizo una gran fiesta, donde actuaron todos los amigos y especialmente contratada Nelly Vázquez, esa excelente cancionista que pasó de los temas clásicos a cantar tangos nada menos que con Pichuco.

Cuando salió a cantar Juan Carlos Giorgetti, que venía de ser ganador finalista en Canal 9, cuenta Miguel Romay: “Cantaba muy bien, Era como Pavarotti y pesaba 150 kilos. Había ganado el concurso de punta a punta, pero ese físico exuberante no lo favorecía. (…) La ´rompió´. Pero resulta que cuando subió a la tarima, Nelly Vázquez, socarronamente, dijo ´¡Huy! ese gordito va a cantar…?”
Lo cierto es que cantó Y cantó como sabía. Fue un éxito fabuloso. Entonces Miguel Romay , que se había sentido molesto por la expresión de la señora Vázquez, subió al palco y dijo:” Asi pasó Juan Carlos Giorgetti, ganador del concurso de canal 9, triunfante en Buenos Aires. Y seguidamente va a cantar una profesional, pero sepa, señora, que hay que ser educada y respetar a los demás. Usted será una profesional, pero esta noche no va a tener la suerte que este simple locutor del interior, la presente. Gracias, muy buenas noches” Y se fue.
Los acompañantes de la cantante lo querían pelear, pero se interpusieron Pechito, los mozos, Beto el de la batería de Brandisi y al final casi cobran los tipos.
Pero Nelly Vázquez, se levantó, tomó el micrófono y dijo:
“Señores, la verdad es que tiene razón. Discúlpenme, no quise molestar, fue una grosería mía…!”
Luego cantó y lo hizo muy bien, como sabía hacerlo.
La aplaudieron. Final feliz, La fiesta continuó.
(Del libro “Historietas Whitenses de Ampelio Liberali)


Archivado en: GUAITENSES DESTACADOS, PERSONAJES TANGUEROS - Trackback Uri

Comments are closed.